13.11.13

La rana del Mercado Central está apagada y casi escondida

En su nueva posición está triste, escondida, casi siempre apagada, sin la compañía del Cesar que le daba más sentido.
Es la rana del Mercado Central, la que durante años estuvo lanzando agua continuamente y ahora para que sirva hay que pedalearla. 
Medio escondida entre las murallas romanas y el paseo, ya no ornamenta, ahora solo sirve para que los niños jueguen a que salga el agua.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...