22.8.17

José Luis Soro de CHA, es alabado. Uff!

No es fácil leer líneas como estas, alabando el trabajo de un político aragonés. No es habitual, no es a lo que estamos acostumbrados. José Luis Soro y su equipo lo están haciendo MUY BIEN y ya va siendo hora de que los medios de comunicación lo resalten. 

Sobre todo porque es necesario la autoestima entre los aragoneses y sus instituciones, es necesario poner en valor lo que es capaz de hacer Aragón por su propio bien. 

Necesitamos más personas como José Luis Soro. Mejor dicho, no. Necesitamos más equipos como el de José Luis Soro, comandados por una persona que deje trabajar, que sepa dirigir, que sepa sobre todo formar equipos.

Julio Puente

Aragonesxs: Fernando Aramburu

Sí, el autor del libro Patria, Fernando Aramburu, vasco de Donostia pero zaragozano de paso. El fenómeno literario. Que estoy leyendo a la vez que tiene lugar la masiva repulsa nacional e internacional, banderas de Cataluña o España me es indiferente, contra la masacre de Barcelona y Cambrils.

Sabemos que ETA entró en esa misma espiral que el yihadismo y parece que fueron a medias: lucha armada para la liberación en su momento, a través de la bomba en los Panetes, la del cuartel Avenida Cataluña e Hipercor en Barcelona. Y lo comento yo que tengo familia también del otro lado, soy descendiente de carlistas, después batasunos y ahora euskaldunes con dificultad olentxera de expresión. En bucle que en Navarra, vencedora de la Guerra Civil y mantenedora de los fueros y su confederación con el resto de España, a mí mismo no me sorprende… Prefería a mi tío yendo a Montejurra…

Elijo el libro y el autor no por eso. Sino porque la lectura de Patria me está recordando la gran literatura de Martínez de Pisón que describe mi escenario de infancia y juventud. Así como la de Miguel Serrano Larraz, el de Berdún, describe la de mi vuelta a Zaragoza, Nirvana en ristre huyendo de Huesca. Momento grunge de mi vida.

La primera dibuja la Zaragoza capital universitaria donde una de sus protagonistas, hija de víctima, se refugia para estudiar Derecho.

Y hay una serie de capítulos fascinantes y cortos, con frases como haikus –los de origen vasco, secretarios de los Austrias por el uso sintético de la lengua-  sobre el clima y ambiente de Zaragoza. Autobiográficos. Aramburu aquí estudió literatura. En esta ciudad que desde Pamplona le pareció a la protagonista terrible, sin mar ni montañas. A la que llegó dormida, a otro mundo…

Pero donde reconoce que fue feliz pues nunca había conocido gente más abierta ni mejor intencionada y pudo travestirse sin problemas como no hija de víctima, su padre pensando trasladar su actividad a Logroño o… Pina si eres panadero… Impulso huída del impuesto revolucionario.

Ponemos a Fernando con ese formidable color satinado de los programas de Página 2. Lleno de color cerámico barcelonés.
Patria nos lanza brevemente a ese ambiente abertzale que yo padecía sin padecerlo por origen –podía estar en medio sin parecer txakurra- en Sangüesa, Isaba o Pamplona por horrorosamente simple, aunque mi familia sea nacionalista sin saberlo. Además de horrorosamente machista, con culto al héroe de coleta. Tenía ganas de pasar de Yesa para respirar soledad.

Tenía en común con el yihadismo -¿debería haberlo puesto en presente?, el aprovechamiento de la desesperación de la juventud rural desnortada –esos eran los nativos, por eso no des-surada-  y de la urbana obrera hija del pleno empleo y con una situación laboral desesperada, muchos con apellidos maquetos. En Euskadi o Navarra, Alsasua o Mondragón son tan urbanas como aquí Torrero, Sabi, Utrillas o Calamocha.
Es natural que en este momento nos cuestionemos si hemos acogido indebidamente al conjunto de musulmanes –a veces internacionales en atletismo-, si nos fiamos de Muguruza o no como nuestra, si es verdad que consumen todos los recursos… No confundir recursos con ayudas sociales con presupuestos insignificantes.

El hijo a cargo de Zapatero era universal –lo cobraron los tres y más-, las cuantiosas ayudas para entrar a residencias de municipios que permiten trabajar a los dos componentes de la pareja con hipotecas de 1.000€, carne de divorcio y dos coches por miembro de la unidad familiar hija de obreros especializados, no las cobra la inmigración ni se miran los ingresos del abuelo sino el empadronamiento de forma chusca –hay picaresca, no les acusemos de pícaros precisamente nosotros…-, las ayudas para renovar el parque automovilístico ¿son progresivas?...

Si a quienes se quieren integrar, lo fácil es decir que no sabemos quiénes o fiarlo a informes de trabajadores sociales, los ubicamos como Suecia en el territorio… habremos de permitirles hacer empresa, progresar, que sus hijos se aprovechen para bien del sistema educativo. Sólo el deporte por conveniencia les integra.
En todo caso, volviendo al inicio, debemos a Fernando Aramburu unas páginas bellísimas sobre la Zaragoza universitaria de los 80 y las Fiestas de Veterinaria a las que un servidor… Iba con vascos y riberanos navarros… Y varias páginas sobre Torrero y la calle López Allué, donde yo precisamente tenía un piso franco de riojanas para hacer el amor por casi primera vez que es la que se busca primero el orgasmo de ellas… que me ponen los pelos como escarpias y me recuerdan a las patatas a la riojana de Bañares con chorizo de… cuando volvía a…

21/08/ 2017 Luis Iribarren

Esto también es Zaragoza

Es Zaragoza, sí, son dos indigentes y un perro en el centro de Zaragoza, donde la persona más edad lleva varios meses viviendo en la misma zona, a todas las horas del día, en condiciones inhumanas.


Es el Coso zaragozano, la zona céntrica donde gira el Coso para convertirse en Coso Bajo.


La libertad individual de las personas es intocable, pero los servicios sociales deberían intentar resolver estos problemas con más ayudas y no siempre dependiendo del voluntariado. Toda persona tiene derecho a una dignidad básica, a un espacio que haga de hogar. Y esta esquina no reúne las mínimas condiciones para permitir que una persona viva aquí durante meses.

21.8.17

Aragoneses: José Miguel Abril, escultor de Alcañiz



Hay mata en Aragón y hay patata. Está la mejor tradición escultórica del siglo XX, Aragón conformando las dos patas pablos –Gargallo y Serrano- con las que para hacer un triciclo faltaría mi admirado escultor valenciano Julio González, culpable junto con Elisa de mis visitas al Turia y al IVAM de Valencia.
Pero con nuestra simiente no de la Monsanto, está claro que había condiciones para que sigan germinando grandes escultores, jinetes solitarios. En Aragón no tenemos problemas de espacio para relacionarlo con el arte. Y es una tierra feraz en materiales y contrastes. Solo hay que pasearse mirando.

Ya hemos hablado en su día de dos: de Orensanz de Larués, canalizo adoptivo, y del potentísimo escultor de Binéfar, casi art land y con la visión del Oeste americano y de los badlands que tienen los literanos en arte y música, Mario Molins. Excelente su exposición “Naturalezas invisibles” de que gocé en la galería Finestra.
Ahora toca otro palo, ahora toca el Teruel feliz, la herencia, sobre todo, del febril Pablo Serrano. Toca revisitar a Bacon. Tocará dar una vuelta por los puentes de Alcañiz, recordar a Ángel Nieto…

Toca celebrar que la vida en Huesca sigue. Y sigue con una antología de este singular escultor alcañizano. Un maestro de las superficies. Un heredero de los excelentes mecánicos de aviones, maniobreros, ebanistas, horticultores, fabricantes de tambores… alcañizanos.

Es mi artista aragonés predilecto junto con la oscense Teresa Ramón de la que ya hablé.
En singular fusión Huesca-Alcañiz, como singular fusión existe en puentes Huesca-Tarazona… hagamos Aragón visitando la exposición de José Miguel Abril en el Museo de Huesca.

Siempre atenta la ciudad a programar vanguardia en todo lo que se menea, en esta ocasión han expuesto a este enorme escultor, no ajeno a la realidad que le circunda. Que no deja de ser gritable, como en el cuadro de Munch que él recoge y puede que mejore…
A mí sus esculturas me emocionan mucho, pero pondremos también una imagen de su paisaje antiguo, de su compromiso por trabajar con los nobles materiales que del mismo dimanan. Teruel, paraíso geológico.

Solo por trabajar en alabastro y ponerlo en valor, dotándolo de nuevo significado, ya merecería esta entrada.
El alabastro presente en nuestras carreteras de páramo desérticas. Siempre identificable entre Azaila e Híjar en muelas no tan pobres como parecen.

Me gusta el arte que casi me cabrea, que me extraña y no me deja indiferente. Que vuelve sobre los cánones con otro material, con entrañas, revisando el clasicismo desde nuestro imperio de los silencios.

16/08 Luis Iribarren.

20.8.17

Con el Real Zaragoza, paciencia y espera

La paciencia es la capacidad que tiene una persona para soportar algo que quiere y siente sin llegar a perder los nervios. Paciencia y tolerancia manifiesta el seguidor blanquillo zaragocista durante una década.


Tampoco el comienzo de esta pretemporada ha ayudado a la esperanza. Pero justificable por ese condicionante de hacer un equipo con una plantilla nueva.


Es obvio que el Zaragoza actual es un equipo renovado en todas sus líneas, incluido su entrenador. Con músicos venidos de diferentes orquestas, ninguno de renombradas filarmónicas, cuesta tiempo y paciencia conseguir una sonoridad que agrade a toda la audiencia. Ya arrancada la quinta temporada —impensable ni en mis peores pesadillas, en una división indecorosa para Zaragoza— la imagen en el primer partido oficial del equipo en Tenerife, fue la misma que las previas al arranque liguero.


No queda otra que tener paciencia, término últimamente muy en uso en este Zaragoza, virtud de quienes saben sufrir y tolerar las contrariedades y adversidades, actitudes más que probadas en esta extraordinaria afición, en continua depresión y carente de alegrías.


Paciencia a veces confundida con el desánimo.


Desánimo y preocupaciones sembró al paciente zaragocista por lo visto ante el equipo canario, también con jugadores nuevos. Un ataque zaragocista que no da miedo al rival y una defensa que lo da…, pero de sufrir un infarto.


Demos tiempo, no queda otra, y paso a paso pero sin pausa, para que nuestros jóvenes jugadores y alguno no tanto, de esta renovada plantilla, puedan dar mucho más de lo que en estos momentos parecen ofrecer.


Es el primer partido de una liga igualada e interminable, pero también es verdad que es mucho lo que hay que mejorar, refuerzos incluidos. Volver a ser un equipo competitivo, capaz de sacarnos de este pozo, será la mejor manera de compensar a la paciente y sufrida afición, que ya nos toca.
Daniel Gallardo Marín

19.8.17

Bares singulares de Aragón 6: La Estrella y Casa Juan, Huesca

Bar la Estrella, anti-tubo de Huesca. Costanillas hacia la Catedral

Finaliza San Lorenzo que propicia todos los años el retorno a Huesca de todos los oscenses de origen, como Geri Halliwell, la picante spice pija resulta que venía a las fiestas cuando yo vivía en los 90. Porque su madre de Estadilla y criada en Huesca la traía.

Ha sido un año un poco luctuoso porque su principal forastero pero oscense de adopción, el pintor Beulas, nos ha dejado recientemente.

Fin de la feria taurina con mejor cartel que la zaragozana, por casualidad de calendario, que atrae visitantes de todo Aragón y sur de Francia, fin de los vermús masivos en las Cuatro Esquinas. Al mismo tiempo, queda rescoldo festivalero en la provincia con el del Camino de Santiago en Jacetania, con la Fura dels Baus como estrellas, pero con la vendimia del Somontano y la maduración del membrillo, fin de las atracciones.

Eso sí, se augura brillantísima edición del Festival Periferias. Paco Ibáñez, ebanista periférico parisino, cabeza de cartel. Después del Pilar. Bien visto, Luis Lles, siempre pensando en los demás…

También queda lo que a mí me gusta de la ciudad. El comercio tranquilo, un paseo con buenas tapas reposado, incluso un partido de la Sociedad Deportiva Huesca que debieron ser pregoneros en San Lorenzo.  Han sido los siguientes.

Decían los abuelos de Jacetania que a Huesca solo se iba a discutir de contribuciones, quintar y morir. Por el Hospital San Jorge han pasado todos los nuestros.
Mestizos y Casa Juan. Arriba Juanjo Javierre, rapsoda acogedor y siempre sonriente. Mejorando a las Grecas… Te estoy amando locamente…

Pero el Huesqueta de fútbol, como el Huesca la Magia de Bryant y Jackson, dota de identidad, ilusión y pasión sobre todo en Barcelona. Como el Betis. Ha hecho resurgir un orgullo oscense exterior, no nos hace falta mucho para exhibirlo, a diferencia del resto de Aragón siempre callado y mendicante de lo suyo propio.

Esas tardes plácidas de biblioteca, parque, café y paseo. De comida o cena de sarmientos tenían dos templos en el barrio gitano de la Catedral que han tenido relación con mi vida.

La Estrella, café de 1940, se erigió para mí en un punto de encuentro. En un Bonanza, Café Windsor o Gallizo trasplantado. Sito todavía en la preciosa calle Zarandia, subida templaria y mudéjar, curvada, a la catedral de Huesca y plaza del Ayuntamiento, joya gótica-renacentista. Luego estaba la relación de su nombre con Max Estrella, con Valle Inclán. Mi bohemia interior siempre presente.

Precedido de una cena en el Casa Juan y su precioso botellero, portada del primer disco de Mestizos, y una copa en el Continental, La Habana o Botánica… era bien agradable esa estancia con conversación a full en la Malasaña oscense, pero también barrio gitano. 

Huyendo del tubo bati, de la propia movida de Huesca de la que huían para convivir sus principales exponentes.

Esos momentos de los 80 y la noche en Huesca y conciertos de la Zoiti todavía pueden ser revividos hoy con facilidad y sin nostalgia. En un ambiente urbano pequeño pero culto y alegre que los aragoneses deberíamos hollar más. Siquiera para conocer mejor nuestra singular historia en San Pedro el Viejo o el Museo Provincial.

La Estrella y el Continental, buen jazz, mucha motown, buen pop inglés que luego veíamos como Inmaculate Fools. Grandes carajillos, quemadillos y cañas de viernes por la tarde. Ese momento igualitario, donde lo único que importa es lo personaje que seas. Ni tu nómina ni quién te colocó donde, ni por qué acera del Coso subas o bajes… sí, en Huesqueta…

16/08 Luis Iribarren.

18.8.17

Islamismo, fundamentalismo cristiano y Festival de Cine de comedia de Tarazona

Si de algo carecen y algo aborrecen las dictaduras del pensamiento, palabra y omisión es de sentido del humor.

Ninguno de los 120.000 aragoneses residentes en Barcelona, segunda ciudad aragonesa, parece haber sido afectado por la masacre. Concebida a mala hostia para sobresaltar en su escenario plagado de forasteros a una ciudad decorado, una ciudad crucero, una ciudad donde en un día normal de agosto no hay ningún barcelonés, catalán, aragonés ni español en las Ramblas. Que cada uno elija qué cuatro cosas quiere combinar dentro de sí mismo, nadie somos un solo elemento químico.

La simiente de la discordia, en todo caso, habitaba y habitará dentro. Semilla negra, como decía Auserón. Habita en que sea más fácil, con mi respeto para los nacionalismos catalán y español, ser considerado catalán de primera como magrebí o pakistaní que como oscense. El problema Salt. El advenimiento de Junqueras, alcalde del Cinturón rojo, contra nuestro zaragozano Carod Rovira.

Como más fácil es ser director general de inmigración de Euskadi siendo senegalés que de Zamora. El problema es que el aserto es válido para cualquier dirección general… no para ésta, donde estaría justificadísimo incluso en el Gobierno de España. El problema allí es que los senegaleses venden polos falsos, no se los ponen.

Y todo esto lo decimos desde Aragón, con una inmigración que dialoga en la Casa de las Culturas de Zaragoza, toquemos madera de que no haya contagio de radicalismo y todos podamos seguir cortándonos el pelo y comprando pollo adobado en nuestra querida avenida Marrakesh. Nuestra más que histórica comunidad, gozando y padeciendo presidentes de Aragón y alcaldes de Zaragoza asturianos, sevillanas y jueces aragoneses por casualidad.
Así, propongo para escondernos otro escenario. Está bien buscar el verde. Pero creo que hoy no es el camino. El camino es un Camino Soria, parada intermedia. Una ciudad poderosa y verdaderamente tricultural, Tarazona.
Donde la vida sigue este fin de semana con cortos, grabaciones y actos que homenajean al muy querido, pese a los clichés y el nacionalismo español, para todos los aragoneses don Francisco Martínez Soria. Somardón que se hacía el tonto, ser humano que se emocionaba con sus yernos guineanos en profética película… Un enorme aragonés de secano, el mundo y sus enfrentamientos artificiales tan lejanos a nuestro desierto que nos permite tener almas poliédricas…  y energía gratuíta para no depender de estos hijos de puta de un lado y otro…

Es el momento, así mismo, de hacer un homenaje a la cultura islámica que tanta sed ha aplacado en Aragón a través de los artesanos por ella legados a la ciudad de Tarazona, Toledo del Norte, una de las poblaciones intermedias más bellas del mundo.

Y dejaros con dos textos, uno de Auserón que todos conocéis:
Y al final de la Rambla  me encontré con la Negra Flor.
La estuve buscando  pero no la encontré
y su amiga me dijo: está tomando café
en el bar el camarero  me dijo: no sé,
búscala en la playa y en la playa busqué.

Otro, sobre uno de los hijos más preclaros de Aragón Sefarad. El bayle de Aragón turiasonense Moshe de Portella que hay que presentar también hoy. Dado que como aragoneses somos nadáfobos y todófilos. Es de la interesante página sefardies.es

Hermano de Salomón, Abraham, Ismael y Yucef, natural de Tarazona (Zaragoza - Aragón / España), es el judío más sobresaliente, tanto por la importancia de sus cargos, y atribuciones, a partir del año 1267, como por la extensión de los territorios donde intervino. Fue, durante muchos años, Bayle y Merino de Tarazona e incluso llegó a ser durante el reinado de Alfonso III, Bayle General de Aragón. Controló las recaudaciones de las rentas y derechos reales, intervino en pleitos judiciales, dictaminó embargos desembargos y compensaciones económicas por homicidios, cuido de la restauración y administración de castillos, se encargó de la adquisición y almacenamiento de víveres, supervisó las aduanas de la frontera Navarra y realizó levas de fondos, armas, caballos y hombres para las guerras del Rey, y acompañó al Rey en sus desplazamientos por Aragón, Catalunya y Valencia. Por orden de Moshe de Portella, o con su visto bueno, la Cancillería Real expidió documentos y órdenes sobre actuaciones económico-administrativas, sobre asuntos judiciales e incluso sobre cuestiones diplomáticas y militares. En definitiva, llegó a acumular tanto poder que en las cortes de 1286 los ricoshombres aragoneses pidieron al Rey que fuera apartado de sus funciones, por ser judío. Pero el Rey no renunció a sus servicios, y aquel siguió ejerciendo los mismos cometidos pero sin más título que el de “nuestro fiel” o “de nuestra casa”. Como almacenista de granos y banquero, realizó importantes préstamos tanto al rey Pedro III como a su hijo Alfonso III. No consta que ninguno de sus hijos Isaac, Abraham o Salomó, ejercieran cargos públicos algunos. Moshé falleció en Tarazona el año 1293.

18/08/2017 Luis Iribarren.    

Todos debemos defender la paz en nuestra sociedad

Reconozco que soy más amigo del paisaje de grandes montañas, espacios protegidos, parques naturales y valles, en fin en un entorno natural, que de las saturadas playas de hamacas y sombrillas. Pero como hay gustos para todos, cada uno decide cómo invertir su tiempo libre. A pesar de la paz que te da ese entorno, es difícil desconectarse de cuanto sucede en el mundo, por desgracia en los tiempos que corren más abundan las malas noticias.

Ya de regreso en mi vehículo, que pronto se acaba lo bueno, cargado con mucho más de lo que en realidad se necesitaba para ese periodo vacacional, escuché las noticias que nunca deberían suceder en un mundo supuestamente civilizado. Escuché atónito que el terror y el dolor, esta vez a través de la rama Amaq, había vuelto a matar en nuestro país, esta vez en  las Ramblas barcelonesas.

Horas más tarde esa locura dejo también su secuela con la muerte de una aragonesa en  la costera localidad de Cambrils. Nos encontramos con el grupo terrorista de mayor poder económico y de adictos de la historia. El fanatismo del Estado Islámico una vez establecido su califato es ya una franquicia expandida por todo el mundo, con recursos económicos a través del petróleo, narcotráfico o extorsión a poblaciones invadidas.

Franquicias con una extensa publicidad en el ciberespacio logrando reclutar mercenarios dispuestos a arriesgar sus vidas y morir si fuese preciso por una causa en la que creen apasionadamente. Combatir estos crímenes indiscriminados a los que los apoyan que tanto dolor están causando a cientos de personas con nombre y apellido, ha de ser labor de todos los gobiernos, independiente del color de la bandera, ideología y religión.

Eliminando redes de financiación y suministro de armamento. Negociando con todos los actores implicados, nadie está a salvo a esa amenaza. Mi más sentido dolor por todas las  víctimas y mi pésame para todos sus seres queridos. La guerra y el terrorismo es una masacre contra gentes que no se conocen, para provecho de gentes que si se conocen pero que no se masacran.

Daniel Gallardo

Mal día para esconderse y huir. Toca reflexionar

A veces dan ganas de esconderse de todos, de irse al bosque y perderse. La sociedad es dura, a veces muy violenta, absurdamente asquerosa, capaz de crear terror para multiplicar el odio. 

Hoy no es un día fácil para España, volvemos a los malos tiempos de dolor retransmitido en directo, para crear más miedo. 

Siempre nos quedará el Pirineo, para escondernos. Pero esa no es la solución. Ni la sencilla tampoco. 

Si queremos tener la libertad de podernos ir al Pirineo a disfrutar de la libertad un poco escondidos, hay que luchar inteligentemente por esa libertad nada gratuita de poderlo hacer.

Julio Puente

17.8.17

Lleva 8 años sin brazo, y no se queja. Es Zaragoza

Me da la sensación de que nuestro Neptuno tan histórico él, con tantos años entre nosotros, con tantas ubicaciones en nuestra Zaragoza, no sé…, igual se merecía una atención mejor que la que tiene. Sirvió en la Plaza de la Constitución para dar agua a todos los zaragozanos, y cuando el agua ya entraba por el grifo nos lo llevamos al parque de Macanaz como un poco escondido.

Luego lo trasladamos al Parque José Antonio labordeta, donde hace ya unos años, unos gamberros le quitaron el tridente y le cortaron un brazo. De esto hace ya más de 8 años. Sí, si, ocho años sin mano y sin defensas, pero colocado en su sitio para demostrar que la desidia es de todos.

De esto hace ya mucho, pero no nos apetece repararlo. ¿Para qué? dirán algunos, si Neptuno no se queja. Jodo con Zaragoza. Y eso que esta estatua se construyó en el año 1774, que ya son años, y se merecería un respeto por la edad.

Puentes y Aragoneses de Teruel

Puentes singulares de Aragón: Viaducto viejo y escalinata en el Óvalo de Teruel

Aragonesxs: Ingenieros José Torán de la Rad y Fernando Hué de la Barrera.    

Hemos arrancado con buen pie nuestro periplo-visita a esos puentes que en Aragón unen orillas. Así como en Mostar, separan gentes de la misma etnia, orgullosos de conservar diferentes credos cuya abstracción les mata. Aunque deje bellísima literatura sobre paisajes de interior, como la del albanés-navarro Ismail Kadaré. De lectura sobrecogedora.

Así que hemos comenzado con puentes e historias. Puentes emotivos.

Sin embargo, ahora que Teruel adormece y deja de ser noticia después de Vaquillas, el puente más bello de Aragón me parece un puente urbano.

Concebido, proyectado y ejecutado por el ingeniero de caminos gallego al que adoptamos, Fernando Hué. Lo hermanamos en nuestro panteón de ilustres con el ingeniero turolense José Torán. El Dalí sur aragonés, gran profeta en su tierra. Autor de la bellísima escalinata que, cerca del viaducto, baja a la estación del ferrocarril. En estilo bellísimo neomudéjar, de forja y cerámica adornada.

El hierro forjado lo incorporó al Viaducto viejo Fernando Hué de forma eficaz y efectista.
Del mismo modo, se generaron bellísimas fachadas modernistas hacia ambos hitos arquitectónicos. Dotando a la ciudad de Teruel de un espléndido balcón sobre el Turia en los que antes fueron traseras de su muralla derruída.
Era obligado que nos detuviéramos en este puente, quizá junto con Alcoy y Ronda, el único que dota de sentido y relaciona dos mesetas que conforman la ciudad histórica de Teruel y su ensanche.

Solo existe otro hito-puente comparable en España, y es un acueducto Patrimonio de la Humanidad. En Segovia.
Puente de Mostar, Bosnia. A cada lado, las Cruzadas y el Islam. Abajo, puentes urbanos de la montañosa Perugia, ciudad histórica bellísima y poco frecuentada.
Dos ciudades unidas en dos núcleos por bellísimos puentes –además de la evidente Venecia o Amsterdam, poco relacionadas con Teruel por morfología- serían Perugia, en Italia, y la mencionada Mostar. No es el caso de Zaragoza, Toledo, Tudela o Logroño, con el peso de su centro urbano gravitando hasta fechas recientes sobre una sola margen. Y sus bellos puentes sirviendo para alejarse o acercarse a la ciudad.

28/07 Luis Iribarren

16.8.17

Sabiñán no tiene quien le de 3.000 euros

A veces las noticias sorprenden, como esta de el Periódico de Aragón sobre una herencia en el pueblo de Sabiñan. Si es cierto que la propia DGA, es decir el Gobierno de Aragón, no quiere este edificio donado en herencia por su propietario, por tener que invertir 3.000 euros en el tejado, algo nos está fallando en los sesos.

Lo curioso es que según relata la abogada, el edificio al quedarse sin dueño legal, se queda en un limbo de abandono, donde el hundimiento es seguro. ¿De verdad la mejor solución para este bien inmueble es dejar que no tenga dueño y que se hunda? ¿Qué pensaría el dueño, si antes de morir le hubieran dicho que su gran casa se iba a quedar sin dueños por 3.000 euros?

El Gobierno de Aragón no acepta regalos sino a beneficio de inventario. ¿Aunque su valor sea superior al inventario? ¿De verdad no vale este edificio más de 3.000 euros? ¿Qué es realmente el valor auténtico de un edificio; tan solo lo que se puede lograr si se subasta?

URGENTE. Hay que retirarlo de Zaragoza, por favor

Esta imagen es de esta misma mañana, y sí, es el Monumento a la Madre en Zaragoza, que está en el Parque José Antonio Labordeta. Es posible que lo arreglen (o no), pero tras muchos años diciendo en numerosos lugares que es una vergüenza tenerlo en estas condiciones, seguimos sin retirarlo.

Puede gustarnos o no. Podemos entender que es caro o barato repararlo. Incluso puede gustar o no gustar el texto que lo acompaña. Pero lo que NO ES DE RECIBO es que siga en este estado, en un paseo público, en el parque más importante de Zaragoza. ¿Qué pensarán de nosotros los que siendo de fuera, lo ven con sus ojos y se acercan a ver el texto? La solución más urgente es retirarlo o al menos taparlo a la mirada de las personas. por lógica y sentido urbano y responsable.

Santa Isabel de Zaragoza necesita un bote de pintura

A veces te puedes encontrar en Zaragoza con pequeños monumentos bastante desconocidos, que representan un recuerdo, un elemento que existió en aquel lugar y que tuvo su importancia para la zona. Este es el caso de “La Compuerta” que existe en el barrio de Santa Isabel de Zaragoza, en la calle de su mismo nombre. 

En memoria de la compuesta de regadío que existía en aquel mismo lugar y sirvió durante siglos a controlar la augas de regadío de las extensas y ricas huertas de esta zona zaragozana. Mal conservada, nos recuerda que los abandonos son una constante en nuestra memoria urbana. 

Somos capaces de hacer, pero no de cuidar. Una simple mano de pintura municipal, y se resuelve al abandono. Bueno…, sí…, dos manos.

Un mal puesto para la Universidad de Zaragoza

En el puesto 591 del Ranking Académico de Universidades del Mundo 2017 (ARWU) aparece la Universidad de Zaragoza. Un número que no corresponde con la necesidad ni con la realidad de la sociedad aragonesa. Eso nos tiene que llevar a reflexionar sobre métodos, inversiones, apoyos, implicación de las instituciones aragonesas en nuestra Universidad.

No es un método científico perfecto, pues emplea mediciones a los que desde España es muy complicado incidir, como el de trabajos publicados en revistas científicas o técnicas de renombre mundial, ya que es muy complicado ser admitido desde España. Pero en cambio sí hay otros datos que nos tienen que llevar a recapacitar sobre el valor de las universidades en las sociedades donde se asientan, y la necesidad de que no se nos vayan los mejores profesionales en investigación.

15.8.17

Puentes singulares de Aragón 5: Pasarela de Pont de Montanyana


Pasarela de Pont de Montanyana sobre el Ribagorzana permite el acceso entre el núcleo histórico y el arrabal de la misma, en la margen catalana del río. Término de Ibars de Noguera, origen histórico del noble apellido ribagorzano que porta mi mejor amigo, Amadeo Ibarz. Sobre pasarela del siglo XVIII, puente de tablas como el zaragozano, la existente que se está reforzando es un pontón de 1938 levantado en la Guerra Civil por ingenieros nacionales.

El poder oriental socialista oscense será crucial para el mantenimiento de Lambán en septiembre y vuelve a dar y quitar en Aragón el poder efectivo, aquel que le entregaron a Biel y ahora no tiene dueño. Es el poder oriental ribagorzano, que se sucede desde Marcelino en la presidencia de la Diputación oscense o influye poderosamente sus políticas.

Es un PSOE algo torvo pero a la catalana, lector de La Vanguardia, hereu del maragallismo –más bien, rectifico, del narciserrismo-. Y se va renovando. Cuenta con un incipiente cachorro montisonense, Gonzalo Palacín. Aunque más interesante sea el alcañizano y caído en desgracia diputado Urquizu, bastante buen sociólogo que puede empujar mucho al socialismo aragonés a replantearse su actuación en el territorio.

El modelo a adoptar no dejará de ser el oscense. Y dentro de Huesca, ahora también pasa en Zaragoza provincia, con la excepción de Cosculluela, la presidencia y poder administrativo y orgánico socialista ha recaído desde los 90 en alcaldes de pueblos muy pequeños, afectados por el envejecimiento.

Así la Diputación oscense creó bajo la batuta técnica de Paco Orduna, un área de desarrollo que fue pionera en la apuesta por la implantación del wifi, la fibra óptica, el turismo verde, las centrales de alojamiento, Pirineos Sur y tantos otros singulares proyectos. Defendió el IBI de los saltos eléctricos para los municipios, el fantástico alcalde Francisco Beltrán, tiene un aragoneses, en los años 80 fue pionero en políticas sociales de acogida a los temporeros inmigrantes que llenan Fraga en la recogida de la fruta. Y la DPH con ello también fue sensible.

De esa época data las subvenciones para la rehabilitación del espectacular núcleo medieval de Montanyana, del que hemos hablando. Núcleo que bajó a la carretera, en una suerte de lo que se llama en Jacetania “hospitales”, como Hospital de Ipiés. El núcleo alejado algunos kilómetros de la parada de caballerías.

Hoy se anuncia la rehabilitación de la histórica pasarela sobre el Ribagorzana, Noguera, de Pont de Montanyana. Es emocionante atravesarla temblando. Si se declarase la independencia de Catalunya, se produciría en este valle y el superior Valle de Barrabés una situación curiosa, que ilustra la pasarela.

Bellísima imagen del puente románico de Montanyana, Ribagorça

En ocasiones, los términos municipales de los núcleos ribereños de Aragón y Catalunya no respetan como frontera política la frontera geográfica del río. Se meten y remeten propiedades, barrios y polígonos industriales.

En el valle superior, se produce la asimetría de una Bonansa y Montanuy cuya capital comarcal, al otro lado del río, es la lleidatà Pont de Suert. Que también tiene puentes y un barrio metidos en Aragón.

Por todo ello, la histórica pasarela de Pont de Montanyana representa que fuimos, somos, deberíamos ser y algunos pensamos que seremos -allí más sentido que en ninguna parte, allí donde se habla catalán ribagorzano pero los bandos se publican con bandurrias y jotas, allí donde blasonan históricos palacios las armas de los históricos apellidos aragoneses Cambra y Bergua- historia común con nuestro pueblo vecino.

Pase lo que pase en octubre, el miedo a despatrimonializarse atenaza a la independencia, esta pasarela que va a rehabilitar la diputación oscense y que es uno de los jalones más bellos de la arquitectura militar aragonesa –con su vano limpio sobre el río-, simboliza una necesaria renovación de la historia y vocación común de la Corona.

Que obviamente debería empezar por clarificar Sijena, sin tener que depositar cláusula de rescisión alguna. Del mismo modo, Aragón debe comprender la necesidad de agua para beber en Cervera y comarca.

Desde el Berdún fortificado y el Ansó en disputa permanente de pastos con Roncal sabemos que no ha sido así en el caso de nuestra relación histórica con Navarra, muga de sangre y siglos.

Por eso cuando me desplazo a comer chocolate, longaniza y caracoles a la llauna y escalivada a Ribagoza, tengo muy claro, porque así se percibe y lo siento, que el Noguera no es ninguna frontera, sino un río que apaga la sed de los pueblos que comparten historia, derecho civil y esperemos que futuro.

Un puente que rechina y donde se pasa andando por tablas de madera a Catalunya nunca podrá ser una frontera sino un vado de esperanza.

04/08 Luis Iribarren