10.4.17

Alimentos singulares de Aragón: aceite de oliva del Somontano

Al final y el mismo día que os mandé las fotos de Vadiello pude acercarme a la primera Feria Agroalimentaria “Hecho en los Pirineos”.

Allí pegué la hebra con los cerveceros chesos y de Aineto, comprobé el desembarco de todo el sector agroalimentario de Benabarre –Brescó Chocolate Inc., queso fragante y cerveza artesana con diseño precioso-, departí también degustando un helado de trufa con las gentes de Lascuarre –comparando la trufa de la Carrodilla y la Canal- y vi todas las referencias del vino DOC apellation controllée Somontano juntas.

Por la parte francesa, lo que me esperaba. Buen queso de vaca, un salchichón de cecina de vaca tremendo, el Jurançon y esos vinos dolcs que se toman antes de comer… Cuándo se enterarán de que aborrecemos esa clase de aperitivo porque nos gusta la vida amarga… Eso sí, patés de setas y liebres maravillosos y de frutas de todas clases, incluso las que se desprecian… Para aprender, oler.

Oliveras del Somontano-Biarge. Parece un Monet o un Manet… Quién sabe… Parece en todo caso un buen Pradilla.

Vino de pago carísimo de Tarbes, presentado como si fueran proveedores de los Windsor. Grandilocuencia estéril ante el abanico de colores, sabores y calidad del Somontano. Un Rioja sin límites de altos vuelos.

Se desarrollaron catas, la Escuela de Turismo de Huesca hacía cócteles improbables con todos los productos, en el jardín exterior al Palacio de Congresos se enterraron trufas que sacaron Toby y Canelo… En fin, buena ferieta en familia… Redes, que dice Punset…

En el capítulo aceite, pisando fuerte con el aceite de Alberuela –el gran aceite comercial Palacio, amargo pero más dulce que el Urzante o el de Arróniz del norte de Navarra que yo tomo y me encanta para verdura-.

Revelaciones, sin entrar en la pujanza del Bajo Aragón, los finísimos y delicados aceites almendrados de límite de Ayerbe-Bolea y…


Bonsai olivera: Aragón Japón.

Los aceites del Somontano. Para mí con mucha más personalidad y poso que los vinos. Sobre todo por la parte de que aceites como ABBAE de Monteagudo o Hacienda Iber de Mequinenza usan arbequino-empeltre.

Lo que se hace en la falda de Guara es auténtico, sobre varietales autóctonos. Tiene un tremendo futuro, sobre ese querido paisajes por olivos esculpidos. Pisando fuerte, la almazara de Bierge.

Enorme presencia de la variedad verdeña, a la que pertenecen los árboles de la foto. Menos mal que no se arrancaron los que quedan de alquezrana, blancal o piga… El imperio de los sentidos…

Es primavera ya en todas las cotas y altitudes de Aragón. Primavera es Serrat cantando por Machado y Miguel Hernández. Allá os va el primero, la alegría y la luz invadiendo incluso Calatañazor y el Cañón del Río Lobo.

No maridamos por motivos obvios. Cucharilla de aceite crudo y a salir de gin tonics. Esperando la primera ginebra pirenáica. Por chinebro será…

Chinebro de Sobrarbe

Pero toca el Machado más bajoaragonés y Somontano:

¡Viejos olivos sedientos  bajo el claro sol del día, 
olivares polvorientos   del campo de Andalucía! 
¡El campo andaluz, peinado por el sol canicular, 
de loma en loma rayado   de olivar y de olivar! 
Son las tierras   soleadas, 
anchas lomas, lueñes sierras  de olivares recamadas.

06/04/2017 Luis Iribarren

No hay comentarios:

Publicar un comentario