12.9.17

Cielos de Teruel. Para mirar hacia arriba


En Aragón Televisión el otro día salió el Presidente de la Asociación de Hostelería de Teruel con un impresionante y optimista discurso, casi impropio de un aragonés.

El turismo va como un tiro, Dinópolis estable y en crecimiento, Teruel ciudad y provincia reciben una afluencia de visitantes cada vez mayor, hay muchos proyectos de hoteles y restaurantes en tramitación, nace una nueva auxiliar del automóvil en Platea… y… al paso que vamos, no quedará jamón que comer fuera. Hay que pensar en buscar pobladores entre los camareros de Ibiza o Canarias que trabajan estacionalmente, algunos de Aragón.

Teruel ciudad, de modo inteligente, está aprovechando su historia y patrimonio para gozar de varias fiestas especiales al año. Vaquillas ya parecen casi un momento menor Magaluf. Esta semana pasada, la feria del jamón. Luego que si vuelven los Amantes, que si riñen, que si toman un vermú… Agenda llena…

A mí me han llamado especialmente la atención unas jornadas a las que asistiré el año que viene. Me gusta particularmente el Aragón ignoto que me queda por conocer. Conozco el suelo y el subsuelo minero de Utrillas.

Es el momento, me aprovecho de la instantánea neoyorkina de Julio, de disfrutar de nuestro cielo. Ya hemos dicho que el de Teruel es el mejor de la Europa continental, considerando Canarias como periférica.

La tradición de la Universidad de Verano de Teruel de albergar jornadas sobre su geología única se está extendiendo a este campo.

En julio tuvo lugar el cursillo “Grandes Preguntas de la Astrofísica”, hasta las estrellas llevarán la bandera cuatribarrada…

Ahora en septiembre tiene lugar unas impresionantes jornadas sobre Astronomía. Se están llevando a cabo tareas de divulgación en colegios, centros culturales y Ayuntamientos de Javalambre y toda la provincia.

Existe un hotel-silo observatorio astronómico en Bello, Gallocanta. Es único en su especie en el mundo. Es un IRYDA inverso, un ejemplar, novedoso y singular proyecto.

Nunca podemos creer que ya lo hemos visto todo si no miramos como apunta Julio alrededor y también por encima de nuestras cabezas.

Os dejo con el difícil pero etéreo y sutil Luis Cernuda, un escritor cumbre en esta áspera lengua que también amamos y que él hace titilar con su sentido del ritmo:

Si el hombre pudiera decir lo que ama, 
si el hombre pudiera levantar su amor por el cielo  como una nube en la luz; 
si como muros que se derrumban, para saludar la verdad erguida en medio, 
pudiera derrumbar su cuerpo, dejando sólo la verdad de su amor, 
la verdad de sí mismo, 
que no se llama gloria, fortuna o ambición, sino amor o deseo, 
yo sería aquel que imaginaba;

Para todos los que amáis Aragón desde la distancia y no os lo dejan decir en Barcelona, mirad arriba. Volved a Teruel la siguiente vez. Salvando las distancias, tendremos una Universidad de Columbia de las sensaciones.

12/09 Luis Iribarren
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...