10.10.17

Fite y Parque Micológico de Gúdar


Los bellísimos pinos de Gúdar. Pinos albares y negros en el límite de la desaparición por cambio climático. Están siendo estudiados al detalle. Lógicamente con Valsaín, en Segovia, dan los rebollones más perfumados y de calidad de España, casi matsutake, la gloriosa seta de pino japonesa que se toma en infusión o sopa con el limón japonés. Sublime maridaje

Se anuncia renovación del compromiso de financiación gubernamental del Fondo Especial de Teruel, ese que nació cuando a la provincia se imputaban los beneficios de quemar lignito ácido en Andorra, cuando la cuenta de explotación y beneficios se dividían en Teruel.

Era sangrante que el Maestrazgo castellonense fuera Objetivo 1 en los años 90,  véanse sus muy buenas carreteras, y que a la ya deshabitada y ahora casi desértica Teruel no por exclusivas razones de renta.

Se ha echado mucho dinero y el balance de situación de todos estos años presenta sombras más grandes que las luces. Entre las últimas, inopinadamente, el aeropuerto y plataforma logística de Teruel –va camino de convertirse en ciudad industrial pero cuidado con la falta de agua de boca…-, la consolidación del porcino –si exceptuamos en carnaval de la gestión de la Denominación jamonera-, la hostelería surgida o Dinópolis, cuyo radio de acción abarca toda la provincia en los dos últimos casos… También está el mundo trufa y el mundo cielo de Javalambre.

Entre las sombras, cómo sigue estando la línea férrea, el desastroso panorama menos en el caso de Argal de la reindustrialización de las Cuencas Mineras y toda la pastizada que echemos –se dice en Huesca-, echamos y echaremos en Motorland. Ni asomo de autocrítica, aunque a Lambán el tema le repugnaba cuando era adalid del Cuarto Espacio. Por lo menos, no mira para otro lado ni CHA le deja que mire.

Por eso, esta conmemoración de un fondo que se ha revelado como insuficiente para generar más vida ni me va ni me viene. Dependerá del uso que se le dé a los fondos por el Gobierno de Aragón dB –aclaración, el tiempo en Aragón como con  Buda se mide en aB y dB, siendo la B mayúscula un tito de Teruel…-

PARtiendo de esa base, elegimos una cosa pequeña de las que da empleo estacional a gente que vive todo el año.

Se anuncia copia de modelo navarro de Ultzama, cerca de Pamplona, para la generación del  Parque Micológico de Gúdar. Excelente idea, puesto que se cazan setas sin control ni beneficio municipal.

Si estas personas aclaran el monte en primavera ya tendrán tragsa-faena para todo el año. Y los pellets son el futuro pase lo que pase con el gasoil. Porque son calentarse como antes de las calderas y chamineras de acero horrorosas.
Ultzama, bosque casi atlántico con bellísimos haritz-robles y arte-encinas. Su principal base de desarrollo es la trilogía setas-caza-pesca. Su agua purísima tiene la suerte de beberse por todo el Campo de Pamplona

El modelo Ultzama es peculiar, no solo policial. No se trata como en los Valles de Ansó y Echo de cobrar por coger boletus se cojan o no se cojan, lo que da una imagen lamentable.

Se trata de ir a coger setas en familia, que haya un aula de la naturaleza que explique por qué hay precisamente en ese monte esas variedades y después un servicio que te dan, que te dice cuáles son las comestibles, procesos de conservación en polvo o congelación etc… Una forma de divulgar ese terroir que nos encanta.

23/09 Luis Iribarren

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...