8.11.17

Zaragoza ciudad de ciudades 04: Subdistrito Gancho sur-Pignatelli.

Espacios y vacíos urbanos en la capital de Aragón por incomparecencia del Gobierno de Aragón
Y no me refiero al Teatro Fleta… El Fleta de las grabaciones de Radio Juventud y los grupos ye-yé, qué lástima… Aunque es otra piedra más en el zapato de lo que voy a intentar desarrollar…

De la legislación nunca abordada de Zaragoza-capital de Aragón, ahora en tramitación pero sin alma, es natural que los residentes y vecinos en la ciudad desconfiemos. Traslado el comentario a Huesca o Teruel ciudades, donde pasa lo mismo.

A qué me refiero: en Madrid se ve un clarísimo impacto urbanístico desde los Austrias como ciudad capital, mismo comentario a hacer respecto de París, Turín –Aragón con más importancia que Saboya- y, sorprendente, Toledo o Valladolid. Kortuba, Granata y Sibiyia en al-Andalus, evidentes ciudades capital.

En cambio en la Corona, ni Barcelona, ni Valencia, ni Zaragoza ni Huesca, que perdieron su patrimonio histórico palaciego de las sedes de su propia dinastía, han visto llenado ese hueco.

Entonces, cómo vamos a creernos el paisanaje lo contrario.

Hicieron más en materia de infraestructura industrial y generación de grupos de protección oficial con yugos y flechas los tecnócratas fascistas, que también generaron problemas por su concepción ultradesarrollista que vemos pero no observamos.

Tales como tener un edificio de 10 plantas en la plaza San Pedro Nolasco –que se carga por sí mismo todo el skyline pues supera la rasante de la nave del Pilar-, una Avenida de Cataluña que también por ella misma lastra todo posible comercio que suture al distrito 14 o una calle Miguel Servet que no es centro de nada, sino que divide administrativamente distritos. Menudas cagadas corbusieristas, que se han mantenido... Es verdad Julio, que las avenidas contenedores de tráfico son invisibles, así lo quería Corbusier –la Meridiana en Barcelona o Arturo Soria en Madrid, ¿quién las nombra?-.

Pues bien, qué ha hecho y en qué se nota el Gobierno de Aragón en la superación de fracturas sociales en Zaragoza… O en Huesca y Teruel… ¿no deja demasiado a su bola a sus Ayuntamientos? Me refiero además de gestionar y mejorar colegios y hospitales heredados del Estado…

Dónde está su impacto, que no sea en el surgimiento de nuevos barrios nuevos dejados de su mano de Dios en equipamientos, hasta llenarlos de colegios 15 años después… El ACTUR que heredaron todavía tiene significativos agujeros, y demasiadas modificaciones sospechosas o incluso necesarias.
Dónde está su política inteligente de reversiones en los barrios envejecidos permutando equipamientos puesto que el número de alumnos va a bajar por su propia política urbanística… Yo no las encuentro. Dónde un compromiso con mucha financiación para reconvertir los grupos de viviendas sociales, salvo iniciativas de demostración puntuales.
Cuestión agravada porque la Diputación de Zaragoza tiene tantos o más equipamientos singulares que hacen ciudad más de lo que parece: el magníficamente cuidado Hospital de Gracia, la bellísima plaza de Toros y el nada despreciable Colegio Mayor Pignatelli, fuente de vida y centro que debería ser de Miralbueno-Valdefierro.

Volviendo al hospital provincial y su entorno, si hay una manzana y sector donde se demuestra la poca pulsión del Gobierno de Aragón en Zaragoza, con dos excepciones, es en el que alberga su propia sede. Barrio sin nombre, suelo urbano NUNCA consolidado, demasiado azul equipamiento para tan poco rojo residencial… Comercio cero… Solo un supermercado en 1 kilómetro a la redonda lo dice todo.

El Hogar Pignatelli –sede del Gobierno de Aragón-, sus alrededores con su fachada principal pero que es la trasera comida por la sede de la Policía Nacional, con todos mirando al bellísimo Colegio Costa, municipal. Sus alrededores desesperantes excepto la islita Plaza de Toros –equipamiento provincial-…

La falta de vida de todo él en cuanto a iniciativa privada –entonces es poco atractivo para vivir…-, el hecho de que la ciudad viva excepto puntualmente de espaldas a él, el palmario hecho de que la calle Madre Rafols y el Paseo María Agustín no sean, pese al Museo Pablo Serrano, uno de los epicentros de vida de la ciudad y contagien al Gancho-Caballo, me parece concluyente.

Es triste cuando la apertura de la Calle Conde de Aranda: el eje Zaragoza-Aljafería- ciudad de Delicias, fue el epicentro comercial en los años 40-50 y queda algo de comercio que lo testimonia.
Pero es que aunque no haya invertido ni contribuya a limpiar la avenida Marrakesh, cada vez peor cuidada incluso por este Alcalde del mismo barrio que no la tiene que ver para ir al Seminario y que tanto no la goza –no digamos el que vivía en Zuera-… el propio Gobierno de Aragón, cuando ha descentralizado edificios –supongo que por obligación- ha tenido un enorme impacto en recuperación de zonas urbanas.

Su sede en San Pedro Nolasco, por sí misma, cambió todo el carácter de la calle San Vicente de Paúl y la Madalena. Indiscutiblemente para mejor. Dotándolas de un comercio y hostelería muy singulares y que no es necesario apoyar. Atrayendo mercado de alquileres y de empresas y academias.

El segundo es evidente, y es el ejemplo propuesto. De modo inverso a llevarse toda la actividad económica judicial a la EXPO por conveniencia contable, el traslado del Departamento de Sanidad y Servicio de Salud al corazón de Delicias, ha dotado de una nueva gran centralidad a ese Distrito, a utilizar en eje Aragonia. Que propicie un trasvase y comunicación que no existía en la ciudad.

Aprovechando para generar espacios de barrio pero también de ciudad como el Teatro de las Esquinas.

Más allá de dinero y competencias impropias, ha de superarse el gap de incomodidad que siempre han tenido los presidentes de Aragón –todos rurales- viviendo en Zaragoza, su ventana principal de Presidencia mirando hacia una parte de distrito que han sido incapaces de frenar en su degradación.

Ese es el primer compromiso: la potencia inversora en equipamientos del Gobierno de Aragón ha de crear ciudad como en Delicias, como en la Aljafería singularmente… Deben entrar ya en el Palacio Fuenclara y aledaños, debe repensarse la generación de vida en las calles Agustina de Aragón y Conde de Aranda. No se puede dejar solo al Ayuntamiento en todos estos entornos, que divisan cuantas visitas oficiales recibe Lambán. Es evidente que hicieron una pantalla vegetal en el colegio de enfrente para no enfrentarse a ello… Como se plantaron árboles en el Barrio Jesús cuando vino Woytila para que no se vieran los talleres abandonados de la primera Pikolin y la calle Funes.

Comisión mixta para repensar equipamientos pero también mutaciones demaniales Ayuntamiento-DGA ya. Donde más actúa la segunda es en las tres capitales aragonesas, y lo hace aislada y aplanificamente en todas ellas. No todo es más o menos dinero para gasto corriente de Zaragoza.

06/11 Luis Iribarren
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...