3.12.17

Zaragoza 2025 (03) Infraestructuras suburbanas

ZARAGOZA CIUDAD DE CIUDADES 08: INFRAESTRUCTURAS Y EQUIPAMIENTOS SUBURBANOS DE CAPITALIDAD

A diferencia de Sevilla, remarcaba Julio que Zaragoza ni se plantea la relación Ebrópolis. Se la ha planteado generando unas Directrices de Ordenación del Territorio que nunca se han desarrollado, por no fraguarse una comarca Zaragoza que se las plantee.

Así y en su consecuencia, es verdad que no tenemos plan y que cada ayuntamiento planifica a su bola, con una escasa influencia de DGA-Urbanismo. Utebo, Alagón, los polígonos industriales de Villanueva o el desarrollo de una Cuarte –Valdespartera Sur en toda regla- más cercana a la capital que Casetas o Garrapinillos así lo indican.

Pero también es verdad que asistimos sin mirar ni detenernos en las infraestructuras históricas de la Zaragoza capital de reino que se extienden a sus municipios cercanos todavía preexisten, que sí que hubo un momento histórico en que la ciudad expandía su efecto de capitalidad y hay que volver a él. Momento reforzado en fechas recientes por la abundancia de espacio y agua de la ciudad, en que la misma se ha convertido en capital logística y automovilística de España y el sur de Europa.

Sé que os va a llamar la atención mi argumentación por el foco zaracentrista que tenemos, que hasta fechas recientes ha incluido al propio Ebro excepto en las pocas zonas del mismo que se disfrutaban hasta la Expo: Macanaz –qué feo y luctuoso recordatorio, el paseo Echegaray y no todo, y Helios para quienes eran socios.

Sin embargo, está el cuadro de la Escuela de Velázquez con el Ebro como eje y escenario de fiestas barrocas parecidas a las de la película Vatel, con una relación muy fecunda entre el Barrio de Altabás, Jesús y San Lázaro con el resto de la ciudad. El barrio aduanero y agrícola, puerta a Zaragoza para el erasmismo y la Francia protestantes.

Pues bien, cuando viajamos, advertimos en las ciudades capital cómo las mismas desarrollan un importante hinterland que queda afectado por ellas.

Si viajamos a Berlín, Spandau, Postdam, la preciosa Kopenick o incluso Weimar quedaron afectadas en su urbanismo por el advenimiento como potencia de Prusia. Mismo comentario respecto de los jardines Kew, Greenwich o incluso Oxford, en el caso de Londres. En París, la mayor parte de sus visitantes van a Versalles o San Germán, aunque sea al campo de fútbol. Roma tiene dentro a la Ciudad del Vaticano en su “arrabal” trasteverino.

En Madrid es ineludible la visita al Escorial y a Aranjuez y Toledo, por distintos motivos.
Pues bien, incluso a diferencia de grandes ciudades europeas como la propia Barcelona, Valencia, Sevilla, Toulouse, Münich etc., la importancia histórica de Zaragoza como capital, como ciudad de ciudades, la revela que está salpicada de infraestructuras colectivas de nación, con una excepción reciente.

Lo que la emparenta con la Venecia que erigió sus palacios palladianos en la tierra firme de Vicenza, la Florencia rodeada de villas mediceas, la Avignon corte papal o incluso la menos importante ahora, pero crucial capital histórica de Sajonia, Hannover. Salvando las distancias, también es el caso de Valladolid o Córdoba, la última sí que lo sabe explotar por motivos de masificación turística.

No solamente Zaragoza, sino que todas estas ciudades deben poner en valor esa condición. Albergan singulares espacios históricos metropolitanos. Pondremos ejemplos presentes y pasados:
1.- Pantanos de Muel y Mezalocha: la elección de Cesaraugusta como eje central del Valle del Ebro y bastión contra las tribus ibero-vascas del norte, no solo como campamento, se revela en estas infraestructuras para engrandecer Salduie, para que no fuera solamente una ciudad campamento sino la principal ciudad de interior al margen de Emerita Augusta. De la elección citada, nos quedan estas impresionantes infraestructuras romanas, tan poco conocidas y valoradas.
2.- Palacio de la Aljafería: únicamente la  Alhambra y la ciudad-conjunto de Medina Azahara pueden rivalizar con ella. Pensemos que ahora está dentro de la ciudad, pero históricamente fue un palacio ajardinado periférico. El palacio por él mismo supuso el crecimiento de la ciudad por el barrio de la Población de San Pablo, el Gancho, y el surgimiento de la preciosa arteria racionalista, calle Conde de Aranda.
3.- Torres y palacios en la huerta zaragozana debidos a la Ilustración. Zaragoza y entorno como corte poseyeron y poseen, no con tanta magnificencia, jardines-soto semejantes a Aranjuez y torres que son locus amoenus para la aristocracia aragonesa. Entre todos, deben subrayarse los existentes en Pastriz, el palacio del Barón de la Guía-familia Lanuza, y sobre todo el conjunto arquitectónico-Espacio la Alfranca, que alberga infraestructuras y jardines palaciegos. El Versalles zaragozano, tan poco conocido a nivel estatal pero que no tiene parangón en ciudad alguna excepto Madrid.

Es comúnmente valorado por los expertos que la mejor organización española del XVIII, con lo que costaba aquí tragar a los Borbones anti-foralistas, fue la Real Sociedad de Amigos del País de Zaragoza. Además del Canal, ese conjunto de nobles ennobleció la huerta zaragozana dotándola de un conjunto de ínsulas baratarias.
4.- Casa de ganaderos de Zaragoza, con privilegios derivados de los Reyes de Aragón, representa la condición ganadera de la antigua Zaragoza, el valor del cordero como eje nutricional aragonés. Es una institución con enorme importancia histórica, primera empresa española por antigüedad. Y un muy buen programa cultural que pone en valor su impresionante patrimonio, que trasciende a la ciudad de Zaragoza por motivos obvios. Emparentándola como ciudad capital a los pastos desde Albarracín a Benás, que pudieran garantizar el abastecimiento de la corte Aragón.

La Casa de Ganaderos es la de un gremio organizado mercantilmente anterior a los afamadísimos gremios florentinos-mediceos.
5.- Canal Imperial de Aragón, garantía reciente de agua para la ciudad y su entorno. Jalonado de bellísimas esclusas, viaductos y detalles que de por sí dan a Zaragoza una calidad en ingeniería que no ha sabido poner del todo el valor. Dotando al Canal de relevancia europea, como tiene el Canal de Midi –patrimonio de la humanidad- siendo menos bello y relevante.

Ya lo comenté en su día y lo reitero, hay que negociar con el Gobierno de España un plan singular que dote de vida sus magníficos equipamientos.

6.- PLA-ZA, Base Americana-Aeropuerto de Zaragoza y complejo Academia General Militar-campo de San Gregorio.

Son infraestructuras metropolitanas de capitalidad de nuevo cuño. Ejecutadas una por una y sin planeamiento conjunto colectivo, conforman un conjunto variado de instalaciones que ya le gustaría a cualquier capital europea intermedia.

Únicamente Toulouse con su elección como sede de la industria especial europea nos puede rivalizar en diversidad.

Quizá esta sea la vuelta de tuerca a llevar a efecto. Un programa en que Europa apueste por Zaragoza con alguna idea brillante. Ya la hubo, la EXPO y los usos del agua, la lucha contra la desertificación y el cambio climático. Y la instalación en el Aeropuerto de un Instituto Europeo de Logística, pueden dar el espaldarazo necesario al Canal y mejorar todavía más el uso del aeropuerto. Sí somos una ciudad de ciudades, nuestra ciudad extendida en el territorio de forma magnífica solo necesita que la miremos y sigamos potenciándola al menos como Amancio Ortega, que se instaló por conveniencia más que por hacernos un favor. Él sí lo vio.

22/11 Luis Iribarren.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...